miércoles, 27 de junio de 2012

Un millón de euros menos para Ordesa en 2012

Cañón de Añisclo (A.M. Rua)

Cuando leí en la web del servicio de prensa del Gobierno de Aragón la noticia “El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido recibe este año 1,8 millones de euros en inversión” pensé que no estaba nada mal y me dispuse a escribir un post glosando las bondades del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y del nuevo consejero… Pero como le suelo dar mucho a la cabeza, al rato se me ocurrió preguntarme: “¿Eso será más o menos que el año pasado? Porque de la inversión de 2011 esta nota de prensa no dice nada…”.
Me puse a buscar información y, mira por dónde, en la misma página web me encuentro con la noticia sobre los dineros destinados a Ordesa y Monte Perdido en 2011: “El área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido recibirá 450.000 euros de la Orden de subvenciones”. Lo bueno está unos párrafos más abajo, donde dice “se ha informado del presupuesto previsto para el Parque Nacional [para 2011], que asciende a 2,8 millones de euros”. ¡Un millón de euros más que este año!
Como me huelo que la cosa puede venir de más lejos, busco información de 2010, otra vez en la web de prensa del Gobierno de Aragón (que no se diga que voy buscando los datos en blogs o páginas de pirados subversivos, sólo información oficial y “homologada”, ya me entendéis...). Y, en efecto, ahí tenemos la nota de prensa de hace dos años: “El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y su área de influencia recibirán cerca de 1 millón de euros en subvenciones en 2010”. Leo, leo y leo y llego a la parte que dice: “… el Parque en 2010, que cuenta con un presupuesto total de 3.471.704 euros…”.
¿Hacemos cuentas? Desde 2010, el presupuesto para mantener el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los buques insignia de la naturaleza en Aragón y del sector turístico de la Comunidad, una auténtica máquina de hacer dinero si hablamos en el plano económico y dejamos aparte consideraciones medioambientales, se ha reducido en 1,6 millones de euros, según los datos ofrecidos por el Gobierno de Aragón, es decir, en más de un 47%.
Estaba claro que si hay recortes en enseñanza o sanidad, la inversión en el medio natural no podía salvarse. Pero hace pocos días se ha celebrado la cumbre del clima en Río y los mandatarios españoles se han llenado la boca con gradilocuentes declaraciones sobre lo importante que es la protección medioambiental o los grandes beneficios económicos que conlleva cuidar la naturaleza (no me invento nada, todo está en la web del Ministerio de Agricultura, sólo hace falta buscar en la zona de prensa…). ¿En qué quedamos? Sinceramente, estoy hasta la coronilla, por no decir otra parte de mi anatomía que acaba en jones y empieza por cojo, de que los políticos nos tomen por idiotas y nos digan una cosa mientras hacen otra completamente diferente, como si pensasen que no nos vamos a enterar.
Me gustaría, por una vez, que dejen de marear la perdiz y de mentir, que nos digan lo que hay de verdad y sepamos a qué atenernos. El colmo ya es la noticia que he oído hoy, que van a poner un nuevo impuesto para los combustibles que van a llamar, con toda su caradura, "el céntimo verde". ¡Hay que ser cínico y sinvergüenza, rediós!