lunes, 25 de febrero de 2013

Madera, agua, tradición... navatas

Navata. (Foto:Turismosobrarbe.com)

Madera, agua y tradición, de eso están hechas las almadías, las navatas y els rais, que de la tres maneras se llaman. Y tras siete meses de trámites (clic aquí) el Gobierno de Aragón acaba de declarar "Bien de Interés Cultural Inmaterial" las de mi tierra: las navatas. Además, Aragón se ha unido a Navarra, Cataluña y Castilla-La Mancha para intentar que la cultura del transporte fluvial sea incluida en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO.
Esta noticia llega precisamente al inicio de la temporada de navatas... Sí, actualmente todavía hay unos cuantos "locos" que en algunos valles del Pirineo navarro, aragonés y catalán construyen sus balsas de troncos rememorando la época en que los ríos bajaban libres hasta el mar y sus abuelos los utilizaban para llevar la madera de los bosques del Roncal, la Jacetania, el Alto Gállego, el Sobrarbe, la Ribagorza, l'Alta Ribargorça, el Pallars Sobirá... hasta el mismo mar Mediterráneo, navegando desde los pueblos de la montaña hasta Tortosa y Xerta. Un viaje interminable y agotador que se hacía cada año en primavera, aprovechando las crecidas producidas por el deshielo, hasta que en 1949 la última navata llegó a su destino. Por cierto, que si queréis saber más sobre la historia de las navatas he encontrado un artículo muy interesante en Pirineo.com (clic aquí), no dejéis de leerlo si estáis interesados en el tema.
Desde 1949 y hasta los años 80 no surcaron los ríos aragoneses de nuevo, aunque las almadías navarras ya "volvieron" en 1971 (ese dato aparece en el artículo que acabo de enlazar en el párrafo anterior). Los navateros del Sobrarbe recuperaron ese oficio tradicional y su iniciativa se ha ido extendiendo a otras zonas, donde cada febrero se empiezan a cortar los berdugos (en Aragón se llaman así las ramas de sarga que servirán para unir los troncos y formar las balsas). A partir de abril será cuando las navatas se acaben de construir y se lancen de nuevo a las aguas, como hicieron antaño.

Detalle de una rama de sarga (Salix eleagnos). Las ramas de esta planta se llaman en Aragón "berdugos" y son las que se usan para atar los troncos de las navatas. (Foto: Luirig.altervista.org)
No he tenido la suerte de ver nunca en directo un descenso de navatas, pero este año podría ser una buena ocasión para asistir por primera vez. Os enlazo aquí los blogs de las tres asociaciones de navateros aragoneses y dos páginas web, una de los almadieros navarros y otra dels raiers del Pallars. Ahí podéis (y yo también...) estar bien informados de todas sus actividades y consultar la historia de este oficio:
¿Os ha gustado este post? ¿Pensáis que falta alguna información que podéis añadir? No lo dudéis ni un momento y comentad lo que queráis. Será un placer conversar con vosotros. Y si os gusta mi blog, podéis seguirlo por correo electrónico o a través de mis perfiles en Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

jueves, 21 de febrero de 2013

El Pirineo aragonés o el monocultivo de la nieve

Esto es la canal de Izas, con el Castillo de Izas arriba a la derecha, una curiosa formación rocosa. Es el camino más corto entre Canfranc y las pistas de esquí de Formigal. Si queréis verla así por última vez, no tardéis mucho en ir. (Foto: Pirineos3000.com)
No es lunes, pero no puedo esperar a escribir este post. El Gobierno de Aragón ha anunciado esta semana que da luz verde a la unión de las estaciones de esquí de Candanchú, Astún y Formigal (clic aquí para ver la nota de prensa del Consejo de Gobierno). De nuevo nuestros gobernantes escogen no sé muy bien si la huida hacia adelante, la maniobra de diversión perfecta ante la ponzoña que la actualidad les está echando encima en forma de trama (tramas) de corrupción o la forma de que la bola de las obras, el cemento, las bocas agradecidas y las grandes comisiones siga girando... El caso es que lo poco que quedaba de naturaleza virgen entre las cabeceras de los valles de Tena y Aragón va a ser destruido en aras de un supuesto "progreso" que se parece mucho al desarrollismo de la España de los 60.
Las cifras que el Gobierno ofrece son deslumbrantes y llenan de espectativas, como si de un nuevo Gran Scala se tratase (Eurovegas, pero sin hacerse, para me entendáis los que no sois aragoneses...): "1,5 millones de esquiadores por temporada, 210 km. esquiables [...] el primer dominio deportivo de esquí de España y uno de los diez más grandes del mundo. [...] Supone [la nieve] ya un 10% del PIB y la pasada campaña invernal (5 meses) el gasto generado por los esquiadores en Aragón fue cercano a los 170 millones de euros". ¿Quién puede resistirse a este nuevo El Dorado?
Pero hay cosas que se olvidan, o se ocultan: que todas las previsiones meteorológicas a medio plazo dicen que habrá cada año menos nieve y temperaturas más cálidas (clic aquí), el turismo verde y de naturaleza gana adeptos continuamente y, sobre todo, que otro modelo de desarrollo es posible. Un modelo que respeta la Naturaleza y que fija la población y atrae nueva de forma estable y en cantidad razonable, creando riqueza para la gente de la montaña y no para empresas con razón social en Zaragoza, Barcelona o Madrid. El modelo de Bielsa, Aínsa, la Bal de Chistau (clic aquí), la Bal d'Echo (donde se han dado de alta seis nuevos ganaderos en 2012)... Un modelo del que sólo se habla en foros como el programa Tempero de Aragón TV y que nunca ocupa los titulares y los grandes reportajes pero que es el que hace que los montañeses puedan vivir en sus valles sin abandonar sus actividades tradicionales y complementándolas con un turismo de calidad, sin abrir en canal a la gallina de los huevos de oro.
De todas formas, ante la sonrisa de oreja a oreja general tras el anuncio de nuestros próceres (muy en sintonía con el del año pasado que permite ampliar Cerler, clic aquí), empiezo a pensar que el raro debo de ser yo, que me estoy volviendo todo un perroflauta antisistema de esos tan malos de los que habla el ministro Wert. ¿Sabéis qué os digo? ¡Que igual ya es hora de que se proyecte una estación de esquí en el Moncayo, leches! ¡Eso sí que sería desarrollo del bueno! Miles, qué digo, decenas de miles de zaragozanos, tudelanos y pamploneses podrían esquiar casi en la puerta de casa. Se tala el hayedo, que no da más que gastos, y se tiran por allí las pistas. Y para atraer al público internacional se podría construir un aeropuerto en Tarazona (que le hace falta, no hay duda...) y colocar un telecabina que fuese desde la plaza de la recién restaurada catedral (para fomentar además el turismo cultural) hasta la base de las pistas en San Martín. ¡Mira, ya le he encontrado ubicación al que tenemos abandonado en Zaragoza desde que acabó la Expo (clic aquí)!
¡Señor, dame paciencia!

lunes, 18 de febrero de 2013

El despropósito de recrecer el embalse de Yesa se ha convertido en un peligro para la población

Clarificadora imagen tomada del perfil de Facebook de la Asociación Río Aragón (https://www.facebook.com/rioaragon) donde se ve la magnitud del desastre que se está produciendo en Yesa. La montaña entera se está viniendo abajo. ¿Es para alarmarse o no? (Foto: Asociación Río Aragón)

Los que me seguís en las redes sociales y los que me conocéis en persona sabéis de sobra lo que opino de los embalses en la montaña: un negocio cojonudo para unos cuantos en tierra baja y una patada en el culo para los habitantes de los pueblos cuyas tierras o incluso cuyas casas acaban bajo las aguas. Ejemplos de esto que digo tenemos muchos en Aragón: Lanuza, Búbal, Mediano, el nunca comenzado Jánovas, el proyectado Biscarrués... y uno de los peores ejemplos, Yesa.
Cuando vas desde Jaca a ver alguna de las maravillas que alberga el Pirineo navarro más oriental, como el Monasterio de Leire o el Castillo de Javier, bordeas el embalse de Yesa* durante muchos kilómetros por una carretera infernal (el cuento de nunca acabar de la autovía Huesca-Pamplona sería para tratar en otro foro...). A tu paso, las casas espaldadas de los despoblados de Tiermas, Ruesta y Escó denuncian con silenciosos gritos la injusticia de un proyecto que comenzó durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, allá por los años 20 del siglo pasado y que, lejos de haberse cerrado ya como vergonzoso capítulo de desarrollo poco sostenible, seguimos sufriendo con el despropósito del recrecimiento, que ha vuelto a la actualidad con el desalojo de 60 viviendas en el pueblo de Yesa debido al peligro de que se precipiten ladera abajo en dirección al embalse, ante un sospechoso silencio informativo en los grandes medios de comunicación.
No, no estoy exagerando ni haciendo demagogia: si estáis un poco al tanto de cómo han ido las obras del recrecimiento de Yesa, encaminadas según las administraciones y los regantes de las Cinco Villas a mejorar los regadíos en esa zona (objetivo que podría ser medio razonable, siempre que no se perjudicase a los habitantes de otros pueblos como Artieda: Yesano.com) y a llevar agua desde el Pirineo a Zaragoza (¿"trasvases no"? ¡Venga, hombre! ¿Y qué más?), sabríais que una de las laderas donde tendría que apoyarse la nueva cerrada del embalse es inestable y lleva años sufriendo derrumbes parciales.
¿Qué quiere decir esto? Pues muy sencillo: que la nueva presa recrecida se va a apoyar en un terreno que se está, literalmente, viniendo abajo. Esto supone que la presa de Yesa en la cota a la que se está intentando subir podría derrumbarse. Yo creo que es para estar MUY alarmado.
La ladera lleva cediendo desde que comenzaron las obras del recrecimiento y, tras la gran riada de octubre de 2012 (la que se llevó por delante algunas casas construidas en el cauce del río Aragón en Castiello de Jaca, clic aquí) y las intensas lluvias y nevadas que han caído durante enero y febrero de 2013, la situación se ha agravado y ha obligado a desalojar 60 viviendas de dos urbanizaciones del pueblo navarro de Yesa. Las imágenes de cómo están esas urbanizaciones, en las que se han abierto grandes simas, hablan por sí solas en un artículo de Noticias de Navarra (clic aquí). Y como es lógico, la población ya comienza a manifestarse ante un (ojalá no...) inminente peligro, como ha ocurrido en Sangüesa el pasado fin de semana (clic aquí).
Los especialistas ya predijeron el gravísimo peligro que se corría si comenzaban las obras y han seguido insistiendo en ello (clic aquí para leer las explicaciones del botánico Pedro Montserrat, por ejemplo) ya que la famosa ladera está constituida por margas, un terreno con poca estabilidad de por sí y que es totalmente normal que se desplace con el agua cuando se le elimina además toda su cubierta vegetal. Pero aparte de eso, y confiando en que al final todo se solucione de una forma u otra y no acabe ocurriendo una desgracia parecida a la que sucedió con la presa de Tous (clic aquí), la "gracieta" de haber vuelto a proyectar una obra sin ningún tipo de previsión vuelve a suponer un tremendo "estacazo" a nuestros bolsillos: el proyecto inicial de enero de 2001 se adjudicó por 113,5 millones de euros y ahora, 12 años después, ya vamos por 352 millones en los presupuestos generales del Estado en 2013... y subiendo, que la estabilización de los últimos derrumbes ha sido cifrada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en otros 10 millones de euros.
Creo que la CHE debería empezar a dar muchas explicaciones y creo también que habría que empezar a buscar, en este caso de nuevo, quién ha sido el responsable de autorizar una obra que es un absoluto despropósito y que supone un gravísimo peligro para la población. La CHE ya se fue de rositas en Biescas con casi 100 muertos porque un camping estaba construido en el cono de deyección de un barranco, se irá de rositas previsiblemente después del desastre de Castiello de Jaca y, en mi opinión, no debería haber lugar para que se vuelva a librar de cualquier responsabilidad en el caso de Yesa... ¿O habrá que esperar a que la presa reviente y mueran algunos cientos de navarros para que el presidente de la CHE pida perdón y con eso quede todo arreglado? ¡Que empiezo a estar hasta la coronilla, por decirlo en plan fino, de tanto sinvergüenza en puestos públicos que arregla todo pidiendo perdón!

*Tenéis mucha información sobre el proyecto inicial de Yesa y el de su recrecimiento en la web Yesano.com. Os recomiendo perder 10 minutos, que merece la pena. También hay información sobre el desalojo de las viviendas de Yesa con motivo de los últimos desplazamientos de tierra en PirineoDigital.com (clic aquí y aquí). Y muchas gracias por la información que me han suministrado a los amigos de ECOTER (clic aquí) y de la Asociación Río Aragón (clic aquí).

Esta foto también es de la misma fuente que la primera, y aunque a este tamaño se ve un poco peor he querido incluirla también por el detalle de que indica el gasto que ha supuesto cada cosa en el recrecimiento (fallido hasta ahora) del embalse de Yesa. (Foto: Asociación Río Aragón)

Si os ha gustado este post podéis leer más sobre la misma temática en mi blog siguiendo las etiquetas que tenéis a continuación. Y si queréis seguir mi actividad en redes sociales me tenéis en JVenturaUnlimited (facebook) y AJoaquinV (twitter).

lunes, 11 de febrero de 2013

También habría especies invasoras sin cambio climático

¿Tendríamos mosca negra en Zaragoza si no se hubiese construido el azud en el río Ebro entre los barrios de Las Fuentes y Vadorrey? (Foto: http://drosam-misexperiencias.blogspot.com.es)
Cuando hablamos de especies invasoras, es muy socorrido echarle la culpa al cambio climático... olvidando algo que es fundamental: la mayor parte de estas especies son invasoras por una intervención directa del hombre, no porque cambie el clima. Quizás el cambio climático hace que algunas de ellas que son trasladadas accidentalmente o, mejor dicho, negligentemente de un lugar a otro en un avión, un barco u otro vehículo de cualquier tipo sean capaces de sobrevivir y asentarse en zonas donde hace tan solo 20 años hubiesen muerto por las bajas temperaturas. Pero somos nosotros, las personas, los que las convertimos en bombas atómicas ecológicas.
En las últimas semanas han aparecido en los medios de comunicación aragoneses numerosas noticias acerca de la avispa asiática (Vespa velutina), originaria de China, norte de India e Indonesia, que llegó al puerto francés de Burdeos en 2004 de forma accidental (insisto en calificarla mejor como "negligente") en un contenedor a bordo de un barco. Desde entonces se ha extendido por el sur de Francia y ha alcanzado Euskadi y Navarra, y empieza a penetrar ahora en Aragón devorando a nuestras abejas (clic aquí). No es más peligrosa para el hombre que la avispa autóctona, pero es capaz de aniquilar colmenas enteras.
Otro ejemplo bien reciente es el de la cucaracha Supella longipalpa, africana ella, que tampoco se sabe muy bien cómo ha llegado a España y que parece haber establecido colonias estables en Madrid y Barcelona (clic aquí). ¿Fue en un ferry, un vehículo particular, la bodega de un avión? El caso es que ha cruzado el Mediterráneo y ya la tenemos entre nosotros... Veremos qué es capaz de hacer a la fauna y flora autóctonas.
En Aragón conocemos algunos dolorosos ejemplos de especies invasoras que han llegado hasta aquí sin que el cambio climático haya tenido ninguna influencia: el mejillón cebra (Dreissena polymorpha) que vino desde el Danubio en el casco de la barca de algún pescador alemán; quizás el mismo pescador que soltó los primero siluros (Silurus glanis) en el embalse de Mequinenza; las cotorras, que están acabando con los gorriones comunes porque les han robado su nicho ecológico (éstas salieron de las jaulas de propietarios irresponsables y han conseguido adaptarse perfectamente a nuestro clima a pesar de ser de origen tropical); el cangrejo americano (Procambarus clarkii), que se ha cargado al autóctono y que también fue traído del otro lado del Atlántico de forma intencionada y, otra vez, negligente...
Y de entre todas estas especies que han llegado a Aragón, una que es "dolorosa" de verdad es la mosca negra: un insecto simúlido (clic aquí) que hasta 2011 no conocíamos en Zaragoza y ahora se ha convertido en una plaga que nos impide dar una "vueltecica" por las riberas del Ebro o del Huerva a su paso por mi ciudad en cuanto llega el buen tiempo. En la foto que encabeza este post se la ve en plena "faena".
Fue precisamente una noticia sobre la mosca negra la que me dio la idea de escribir este post: una reunión celebrada a primeros de febrero en Zaragoza para diseñar la estrategia de control que se pondrá en marcha este año, copiando la que ya se está utilizando en la vecina Cataluña. Y vuelvo ahora a lo que he comentado al principio: ¿podemos echar la culpa al cambio climático de que al mosca negra haya proliferado en Zaragoza? Yo digo que NO. Aquí el problema ha sido una construcción que ha hecho que las aguas del Ebro y del Huerva se estanquen en invierno y en verano y hayan formado un ecosistema ideal para que proliferen los simúlidos (y el mejillón cebra, de paso, por la falta de corriente). Sin el azud que se construyó para hacer navegable el Ebro a su paso por mi ciudad durante la Expo 2008, el río seguiría siendo típicamente mediterráneo, con gran caudal y fuerte corriente en otoño, invierno y primavera y un marcado estiaje en verano. No habría posibilidad de que la mosca negra se estableciese. El Huerva, que va a desembocar unos pocos cientos de metros aguas arriba de azud, ha sufrido los "daños colaterales". Ahora, cinco años después, el problema tiene muy difícil solución: fumigar elimina a los insectos dañinos y a los que no lo son y puede ser perjudicial también para las personas (no olvidemos que se trata de una zona urbana densamente poblada) y, claro, dinamitar el azud y hacer que el Ebro y el Huerva volviesen a ser ríos normales también resultaría un poco drástico...
Estoy seguro de que en este caso, como en todos los demás que he citado, ha sido la actividad humana irresponsable y negligente, que ha convertido un río en una charca con un fin espurio en el lugar menos adecuado sin tener para nada en cuenta las posibles consecuencias, la que ha producido otro pequeño desastre ecológico... Ahora, todos pagamos en forma de dinero público gastado innecesariamente y dolorosas picaduras. Y mucho me temo que lo seguiremos haciendo por bastante tiempo.

Si os ha gustado este post, os podéis suscribir a mi blog por correo electrónico o seguirme en Facebook, Google+ o Twitter.

lunes, 4 de febrero de 2013

Un escarabajo que mira las estrellas

Un estudio llevado a cabo por científicos suecos y surafricanos ha demostrado que los escarabajos peloteros saben orientarse con la luz de las estrellas. (Foto: Agencia SINC)
Esta semana pasada ví una noticia en la web de Agencia SINC (clic aquí), una página muy recomendable si os interesan los temas científicos y culturales, que me pareció perfecta como idea para un post. Resulta que los escarabajos peloteros de la especie Scarabaeus satyrus, surafricanos ellos, son capaces de orientarse durante la noche con la luz de la Vía Láctea y, de esta forma, transportar sus bolas de estiércol en línea recta hasta donde quieren llegar. Es la primera vez que se ha comprobado que un insecto se orienta con las estrellas, capacidad que ya se sabía que teníamos las aves y las personas.
Me imagino al esforzado Sr. Pelotero empujando una bola de estiércol de hasta 200 veces su peso por la oscura pradera, siguiendo las estrellas como un rey mago, hasta encontrar a su amada Sra. Pelotera y entregarle lo que será el alimento de sus futuros escarabajitos. Y rezando todo lo que sabe para que no pase una nube que le apague el "GPS", ¡qué tensión...!
La verdad es que últimamente los "bichos" están mostrando facultades que sorprenden: los escarabajos peloteros son pequeños astrónomos de seis patas, los escarabajos de la harina saben contar... Aunque estos últimos sólo emplean su capacidad matemática para controlar a los competidores que tienen a la hora de copular con una hembra (clic aquí); ¿por qué seremos tan "básicos" los machos de todas las especies?
Hablando en serio, es alucinante lo que consiguen hacer algunos animales a los que llamamos "inferiores" (por cierto, es curioso que llamemos así a todos aquellos que no son capaces de entender y obedecer nuestras órdenes, esto os lo digo para que lo meditéis...). El insecto que más me alucina es la mariposa monarca y su fantástica migración anual: ¿cómo es posible que la Danaus plexippus, un animal que no pesa ni un gramo, sea capaz de volar 5.000 km entre California y México todos los años en otoño y regresar en primavera? Pero aunque la sola cifra de la distancia que recorren sea para dejarnos con la boca abierta, aún hay cuestiones más sorprendentes alrededor de esta migración: por alguna razón, sólo las mariposas que nacen en California entre finales de verano y principios de otoño tienen la capacidad de resistir el largo vuelo, viajar hasta México y regresar la siguiente primavera; durante el verano californiano nacen y mueren varias generaciones que nunca migrarán. Y además, aunque las mariposas que llegan a México no son nunca las mismas que se marcharon, vuelven a las mismas áreas e incluso los mismos árboles que ocuparon sus progenitores durante la temporada anterior... ¿cómo saben a dónde tienen que ir?
Visto lo visto, el día menos pensado descubriremos en cualquier parque natural español una especie de abejorro autóctono (Barcenus rajoiensis, pongamos por caso) que recogerá gotitas de miel fuera de la colmena y se las hará llegar a escondidillas a la abeja reina y a los zánganos de su guardia personal (ejem...). ¡Hasta la semana que viene!

Si te ha gustado este post, tienes varios más sobre educación medioambiental en mi blog (clic aquí). Y si te parece interesante lo que cuento puedes seguirme por RSS o por suscripción en el blog y en mi página de Facebook (JVentura Unlimited).

sábado, 2 de febrero de 2013

Un humedal a las afueras de Zaragoza: el Galacho de Juslibol

Bienvenidos al Galacho de Juslibol.
La ciudad de Zaragoza cuenta con un humedal de una gran riqueza natural a la vista de las últimas casas por su zona noroeste: el Galacho de Juslibol. Todos los que vivís en la ciudad del Ebro lo habréis oído nombrar, seguro, pero ¿cuántos habéis paseado por sus caminos y senderos? ¿Cuántos habéis disfrutado de un espectacular bosque de ribera, zonas inundadas, aves acuáticas "posando" ante vuestras cámaras de fotos?
Para los que ya conocéis este espacio, poco os puedo aportar con este post. Pero si no habéis estado nunca, espero que este puñado de fotos hechas con el móvil que os cuelgo a continuación os animen a subir al tren El Carrizal (para los más perezosos, clic aquí) o a dar un agradable paseo a pie o en bicicleta desde Monzalbarba o desde Juslibol. En vehículo particular no se puede acceder, lo cual me parece una excelente medida por parte del Ayuntamiento zaragozano.
Las imágenes del galacho que os cuelgo las tomé el 1 de febrero de 2013 (ayer, según escribo el post...) y muestran una imagen poco frecuente de este humedal que se formó con la gran riada de 1961, en la que el Ebro llevó 4.130 m3/seg (aproximadamente el doble del máximo que ha marcado este mes de enero). Digo que es poco frecuente porque por lo general el nivel del agua es mucho menor, y todos los caminos y senderos están mucho más transitables: ayer había barro "hasta las orejas" y señales de que el agua había llegado a cubrir por completo el camino central.
Ahí van esas fotos:

El 1 de febrero de 2013 las choperas que rodean el centro de interpretación estaban así... Espectacular estampa, ¿no creéis?
Ya véis que lo ponen fácil a los que solemos ir en bici.
Junto al centro de interpretación hay una caseta de observación. Un buen sitio para sacar fotos.
Si se va por el camino principal, entrando desde Juslibol, esto es lo primero que vemos del antiguo meandro del Ebro que dio lugar en 1961 al actual galacho.
La imagen anterior mirando a la derecha, esta mirando hacia la izquierda. El nivel del agua es superior al habitual, ya os he comentado en el texto que el Ebro baja bastante crecido (enero de 2013).
El Castillo de Miranda, que está a espaldas de Alfocea. Y en primer término la lámina de agua del galacho.
Lo que más impresiona, al menos a mí, es la cercanía del agua con la aridez de los escarpes. Es un paisaje inigualable.
Bueno, y si con esto ya no os animáis, me rindo... Podéis encontrar toda la información que necesitéis en la web del Ayuntamiento de Zaragoza (clic aquí): cómo llegar al galacho, horarios del centro de interpretación y un montón de información adicional. Y sí, a pesar de ser de un ayuntamiento, ese apartado de la web está muy bien hecho jejeje.

Este post es mi pequeño grano de arena a la celebración del Día Mundial de los Humedales de 2013. Si os ha gustado podéis ver más post sobre humedales en la recién creada etiqueta de mi blog: http://elblogdejoaquinventura.blogspot.com.es/search/label/Humedales. Y si os gusta lo que veis, os podéis suscribir al blog por correo electrónico, seguirlo por RSS o estar al tanto de las actualizaciones en mi web de Facebook (JVenturaUnlimited), mi perfil de Google+ y mi perfil de Twitter... No digáis que no os lo pongo fácil ;-)