lunes, 25 de marzo de 2013

De vuelta a vivir al pueblo

Castiello de Jaca. La foto no es de este año, es de la nevada que cayó a finales de enero de 2010. A pesar del desmadre urbanístico que ha sufrido durante los últimos años, me sigue pareciendo un buen sitio  para vivir...
Hace unos días leí una noticia de El Mundo que hablaba de que en Castilla y León se ha duplicado el número de jóvenes que se han dado de alta como agricultores o ganaderos en 2012 respecto al año anterior. Han sido 1.007 valientes que se han hartado de no poder trabajar en otros sectores que hasta ahora se habían llevado a la gente del campo y la habían lanzado a poner ladrillos o hacer piezas para coches en una cadena de montaje: trabajos duros pero bien pagados en comparación con la, con perdón, mierda de renta agraria que se saca en España por trabajar a lomo caliente durante todo el año. Esos sectores ahora se debaten entre "EREs" temporales, concursos de acreedores y cierres de empresas que han llevado y siguen llevando a mucha gente al paro. Y, por fin, aunque a la fuerza, nos estamos dando cuenta de que quizás volver a las actividades tradicionales, a la casa de los padres o los abuelos en el pueblo, y vivir con un ritmo de vida mucho más simple y más sostenible a largo plazo es una buena solución.
Hay ejemplos de que se puede volver, como el de la recientemente fallecida Angelines Villacampa (La última alma de Susín), y de que se puede "ir", simplemente: ya os hablé alguna vez de Ferrán y Mireya de O Chardinet d'a Formiga (Charo, en el Bal de la Fueva) o de Juan y Concha de El Albergue de la Garcipollera (Villanovilla, en el Bal de la Garcipollera), echadle un ojo a las webs de sus alojamientos rurales. Pero hay otros ejemplos de que con imaginación y ganas de trabajar se puede uno dar vida lejos de la ciudad, como el de Francisco López, que hace unos años se lió la manta a la cabeza y decidió comprar y reconstruir Isín, un pequeño pueblo en el Bal de Acumuer, a 20 minutos en coche de Sabiñánigo. Isín había sido abandonado en los años 60 y Francisco lo ha convertido en un centro de vacaciones para gente con discapacidades. Este reportaje que os inserto lo emitió Aragón Televisión y muestra cómo ha salido adelante este ilusionante proyecto. Y sin esquiadores, oye... (ejem).

En otro programa de Aragón Televisión, Pequeños pero no invisibles, en el que cada semana nos enseñan dos pequeños pueblos de la comunidad autónoma, también van apareciendo ejemplos de lo que estoy contando. Aunque en muchas localidades sólo quedan ya abuelicos, hay algunas a donde ha llegado gente joven, hijos o nietos del pueblo o procedentes de otras tierras, que se están buscando la vida para ellos y sus familias y se la están devolviendo a los lugares donde se han establecido. Y otro programa de la cadena aragonesa, Tempero, también va mostrando cada siete días proyectos que se han puesto en marcha en muchos lugares basados en agricultura, ganadería y otras actividades tradicionales y que están generando riqueza de forma sostenible y a largo plazo y están fijando población y atrayendo nueva a muchos pueblos.
Yo tuve la suerte de vivir en Castejón de Sos (Bal de Benás, provincia de Huesca), entre los años 1996 y 1997. Allí aprendí a ser veterinario de vacuno y allí disfruté de una de las mejores épocas de mi vida. Tener la novia en Zaragoza me hizo volver a la urbe, ya se sabe que tiran más dos... (no termino el refrán). Conocí a una gente cojonuda, hice amigos que ahora veo poco pero sé que me durarán hasta que me muera y, sobre todo, viví como uno más. Saboreé lo que era conocer y que te conociese todo el pueblo, hablar con los paisanos de esto y lo otro, echar una caña o un café en el bar y no estar nunca a solas si no querías... Igual suena un poco cursi, pero me enamoré de Castejón de Sos y de cómo vive la gente allí. Ahora, casi 20 años después, sigo emocionándome cuando oigo cantar a La Ronda de Boltaña (aunque sea de Sobrarbe, es que en la Ribagorza no hay "conjunto" musical...) y sigo teniendo como proyecto vital terminar mis días en un sitio parecido y, ojo, no hablo de cuando me jubile sino de ir a buscarme las judías. Me vale cualquier rincón del Pirineo aragonés donde se siga viviendo apegado a la tierra y a las costumbres y donde, en lugar de perder el culo buscando turistas a cualquier precio, se sepan aprovechar los recursos para que renten y para que duren.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

jueves, 21 de marzo de 2013

Los bosques urbanos de Zaragoza


Hoy, 21 de marzo, es el Día Mundial de los bosques. Le he dado muchas vueltas a este post... ¿Escribía sobre la aniquilación del Amazonas? ¿Sobre la destrucción de las selvas de Borneo? ¿Me quedaba más cerca y hablaba sobre la tala del pinar de Las Navas del Marqués? Aunque hay mucho que denunciar en un día como hoy, me ha parecido mejor escribir sobre algo amable, para invitar a todos los que vivís en una ciudad a que disfrutéis de esos bosques "urbanos", esos que tenéis a 15 minutos del centro y que, en la mayor parte de los casos, apenas conocéis.
Yo vivo en Zaragoza, ya lo sabéis si habéis mirado mi perfil, y en mi ciudad hay tres pulmones verdes que me encantan. Dos de ellos son sotos del río Ebro: el bosque del meandro de Ranillas y el soto de Cantalobos. El tercero son los Pinares de Venecia.
Cuando en Zaragoza se habla de Ranillas te vienen a la cabeza los enormes edificios de oficinas semivacíos que nos han quedado después de la Expo 2008 y en el Parque Luis Buñuel, también conocido como Parque del Agua. Desde este parque se accede a un precioso bosque de ribera, de una anchura variable, que va desde el puente por el que la autopista A2 cruza por encima del Ebro hasta el Puente del Tercer Milenio. Está surcado de senderos y es una zona estupenda para pasear saliéndote de los caminos de tierra trazados en el Parque del Agua. Te permite observar el río desde su misma orilla, una isla que hay en el cauce y, si tienes suerte, alguna grulla despistada, cigüeñas u otras aves acuáticas y "de secano". Un gran contraste con la orilla opuesta, donde el soto ha sido completa y lamentablemente roturado.
En el extremo opuesto del tramo urbano del Ebro está el soto de Cantalobos, al otro lado de lo poco que queda de la antigua huerta del barrio de Las Fuentes. Hay un camino que sale desde la base del azud que se construyó como parte de las obras de acompañamiento de la Expo y termina en el galacho de La Alfranca, que nos lleva en pocos minutos al soto de Cantalobos, aguas abajo sobre la margen derecha del río. Es sencillo entrar en el bosque por varios senderos, algunos señalizados. El que más me gusta recorrer es uno que empieza al final del andador que va a la izquierda del camino; si sigues ese sendero en dirección al puente de la Z-40 disfrutas de una intricada selva de grandes árboles y un denso sotobosque. Y todo a 30 minutos a pie de la Plaza del Pilar.
El Soto de Cantalobos... Welcome to the Jungle. Esta foto es del comienzo del sendero que os acabo de comentar. No habrá ni media hora paseando desde la Plaza del Pilar.
El tercer bosque urbano de Zaragoza que cada día me gusta más son los Pinares de Venecia. Algún iluminado decidió reforestar los montes de Torrero con pinos allá por los años 30. Desde entonces los pobres árboles han hecho lo imposible por crecer sobre un suelo en el que no se deberían criar más que tomillo y aliagas. Tras casi un siglo, se ven en algunas zonas renuevos naturales y un ralo sotobosque herbáceo tapiza de verde o de amarillo y marrón (dependiendo de la época del año) las áreas cubiertas por los pinos. Tras una polémica roturación parcial para construir el tercer cinturón o Z-30, que une la carretera de Castellón con la de Valencia, el Ayuntamiento zaragozano ha ido rescatando estos pinares del olvido y ha construido una serie de zonas de ocio para niños, caminos, miradores... fundamentalmente en la zona del Barranco de la Muerte, entre el cementerio de la ciudad y las instalaciones de Puerto Venecia. Os recomiendo que paséis por allí a pie o en bici, sobre todo si tenéis niños y queréis que disfruten de un poco de aire libre "findesemanero" a cinco minutos de donde para el bus urbano C4.  También es muy agradable toda la ribera del Canal Imperial de Aragón, hasta las esclusas de Vadegurriana.
La zona de los Pinares de Venecia junto al Canal Imperial, entre La Paz y la esclusa de Valdegurriana. Zaragoza está ahí enfrente, a 15 minutos paseando.
Seguro que muchos de los zaragozanos que me estéis leyendo no habréis estado en alguno de estos tres sitios, o incluso en ninguno de ellos. Os recomiendo un paseo una mañana de domingo, y más ahora que ya estamos en primavera, para descubrirlos. Ya veréis como no echáis en falta el partido del CAI por la "tele"... Y para los que no seáis paisanos míos, os invito a que nos contéis cuáles son vuestros bosques urbanos preferidos en los comentarios del post. Estoy convencido de que descubriremos lugares llenos de encanto para visitar la próxima vez que nos pasemos por vuestra ciudad.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

lunes, 18 de marzo de 2013

Una mina de magnesitas destruirá el entorno natural de Borobia y contaminará la cuenca del Jalón a partir de octubre


Ver mapa más grande

Hace tiempo que me enteré de lo que estaba pasando en Borobia, un pueblo de Soria muy cerca del Parque Natural del Moncayo, y aluciné... La empresa MAGNA (Magnesitas de Navarra), con el beneplácito de la Junta de Castilla y León y a pesar del rechazo mayoritario de los habitantes de la zona, iba a abrir una mina de magnesitas en un paraje llamado El Tablado de Borobia, entre ese pueblo soriano y la sierra del Tablado. No he podido localizarlo mejor en el mapa, pero para que nos orientemos creo que puede valer (si alguien de Borobia nos quiere precisar más, que se anime y nos añada un comentario, por favor).
La mina va a ser una explotación de extracción de magnesitas a cielo abierto de OCHO kilómetros de longitud que necesita gran cantidad de agua para funcionar. Y aquí empiezan los problemas: primero, se trata de una actividad con un enorme impacto sobre el paisaje de la zona, que situada entre Soria y Zaragoza es donde nacen los ríos Manubles, Aranda, Ribota e Isuela, todos ellos afluentes del río Jalón que va a para al Ebro. Además del gran impacto visual sobre el terreno, donde se va a abrir una enorme sima artificial, está el problema de qué se va a hacer con los millones de metros cúbicos de escombros (el método de "La gran evasión" creo que será totalmente insuficiente en este caso, me temo...) y, además, el problema de que la extracción de magnesitas requiere de una gran cantidad de agua que se devuelve al medio contaminada. Es decir, que aparte de destruir literalmente el lugar donde se lleva a cabo la extracción, los ríos y los acuíferos de la zona van a llenarse de residuos tóxicos. Y es más: el método de obtención implica la calcinación a más de 1.000 ºC del material extraído de la mina, lo que produce residuos gaseosos de los que hacen que se forme lluvia ácida. La verdad es que si se quiere arrasar una región es más rápida una bomba atómica, pero una mina de magnesitas parece igual de eficaz.
¿Y qué justificación ofrecen Magnesitas de Navarra y la Junta de Castilla y León para permitir semejante animalada? Pues 85 puestos de trabajo. Eso es, exactamente, lo que cuestan los espacios naturales del entorno del Moncayo y el agua de la cuenca del Jalón, ni más ni menos... Cuando despotrico acerca de las ampliaciones de las estaciones de esquí en el Pirineo oscense y en la Ibérica turolense al menos tengo que reconocer que van a dar muchos puestos de trabajo y van a llevar bastantes dineros a la gente de la zona por un tiempo (mientras siga nevando...). Pero en este caso destruir un entorno natural inigualable va a salir prácticamente gratis. Me explico, ¿verdad?
Hace unos meses parecía que todo había terminado, que el estudio de impacto ambiental de la empresa navarra estaba atascado y que el proyecto no iba a salir adelante. Pero días atrás apareció una noticia en la web de Heraldo de Soria en la que se decía que "la empresa Magnesitas de Navarra prevé comenzar a extraer el mineral de la mina de Borobia a finales de octubre [de 2013], toda vez que la Junta de Castilla y León le otorgue durante el primer trimestre de este año la concesión de explotación del yacimiento, y la Confederación Hidrográfica del Ebro, los permisos oportunos que faltan, según explica su director industrial, José Antonio Yeregui". Quiero destacar especialmente la activa presencia de la siempre imprescindible CHE en cualquier desastre ecológico que suframos relacionado con el agua en la cuenca del Ebro (¿nos acordamos de Yesa, Mularroya, Castiello de Jaca, el camping de Biescas...?).
No obstante, en Borobia y alrededores no quieren la mina. Para empezar, según publica el blog Río Manubles el 10 de marzo pasado, "la parcela donde se pretende abrir la mina es en su totalidad propiedad privada, al igual que los caminos que se encuentran en ella y los propietarios no han autorizado ni a la empresa minera ni a la administración de Castilla y León a entrar y/o transitar por sus propiedades". Y el mismo blog explica en otro post de 14 de marzo: "En el año 2000, y en consulta popular realizada por el Ayuntamiento de Borobia, el pueblo dijo, en un 87% que: "NO A LA MINA DE BOROBIA". Ahora, 2013 y pasados ya 12 años, ni se han atrevido a repetir la consulta".
Me temo que estamos ante un nuevo ejemplo de desarrollismo al más puro estilo años 60: prosperidad (un puñado de puestos de trabajo y dinero de verdad para cuatro mangantes) a cambio de la destrucción del medio ambiente. Es de vergüenza que este tipo de proyectos sigan adelante con el beneplácito de las instituciones que pagamos entre todos y cuyos dirigentes también elegimos entre todos. Desde aquí mi más profunda repulsa hacia el proyecto, los gobernantes ineptos que lo van a permitir y los industriales sin escrúpulos que lo van a llevar a cabo (bueno, igual son gobernantes sin escrúpulos e industriales ineptos, repartid los calificativos como queráis...). Y mucho ánimo a los habitantes de Borobia y alrededores y a los de la cuenca del Jalón, porque me temo que esta mina nos la vamos a comer con patatas...

Si quieres más información sobre la mina de magnesitas de Borobia, te aconsejo que leas los siguientes enlaces:

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

jueves, 14 de marzo de 2013

Después de Yesa viene Mularroya, ¿lloraremos por Biscarrués?

Fantástica foto del río Gállego y los Mallos de Riglos. Por aquí he pasado yo haciendo rafting con una de las empresas de Murillo de Gállego, uno de los centros neurálgicos de Aragón para los deportes acuáticos y de aventura, que queda un poco más adelante en la margen derecha. Todo quedará arruinado por el embalse de Biscarrués si se llega a construir. (Foto: Ebronautas, tomada de Greenpeace.org)

Hoy, 14 de marzo, es el día internacional por los ríos vivos y contra los grandes pantanos, un día para reflexionar acerca del trato que damos a los ríos del planeta y ver todo el daño que estamos haciendo: contaminación (como en el río Aurín), embalses que modifican drásticamente los ecosistemas fluviales (y echan a gente de sus casas, como pasó en Mediano), construcciones en zonas inundables (como en Castiello de Jaca), dragados difícilmente justificables (y muy caros, como el de Zaragoza), aporte de especies invasoras para pesca deportiva (los siluros del río Ebro)... Perdonad que os agobie con tanto enlace, pero es que uno no se da cuenta de lo "gordas" que son estas cosas hasta que las ve todas juntas.
En Aragón nos estamos cubriendo de gloria en cuestión de cuidar nuestro patrimonio fluvial, desde siempre. De hecho, si habéis entrado en los enlaces anteriores veréis que todos son referentes a noticias de esta comunidad autónoma. Y últimamente, en cuestión de embalses, lo estamos haciendo peor que nunca: a continuación tenéis tres botones de muestra.

Primer botón: recrecimiento de Yesa
Seguramente ya os habréis enterado de lo que está pasando con la ladera donde debería apoyarse la presa recrecida de Yesa: que se está viniendo abajo desde que se le eliminó la cubierta vegetal que la sujetaba. Hace unas semanas publiqué una noticia al respecto en este blog (léela aquí) y parece que poco a poco la información se ha ido abriendo camino también en los medios de comunicación de masas. Ahora ya ha quedado al descubierto en periódicos, radios y televisiones varias la chapuza de unas obras mal planificadas, cuyo presupuesto está totalmente desmadrado y que además van a suponer graves afecciones a los pueblos de la cabecera del embalse, si alguna vez se termina. Precisamente El Periódico de Aragón se hacía eco el pasado 11 de marzo de que la Confederación Hidrográfica del Ebro sigue con el despropósito como si no pasara nada y continúa con las expropiaciones de tierras en el término municipal de Artieda (lee la noticia completa).

Segundo botón: las obras de Mularroya
Pero la noticia nueva de esta semana hace referencia a otro embalse en construcción, este en la provincia de Zaragoza: el embalse de Mularroya, sobre el río Jalón.
Las obras comenzaron en 2008 a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ya había obligado en junio de 2005 al Gobierno aragonés a incluir en el listado de zonas de especial protección de aves (ZEPA) casi 7.000 hectáreas que se encuentran dentro del vaso del embalse. Incomprensiblemente las obras se pusieron en marcha y tras una sentencia de la Audiencia Nacional dando la razón al colectivo Jalón Vivo, que pedía la paralización de las obras, ha llegado otra nueva sentencia del Tribunal Supremo que ha obligado a la Confederación Hidrográfica del Ebro a detener la construcción. Hasta ahora, según parece, ya se han gastado al menos 30 millones de euros (si alguien tiene datos exactos, le agradeceré que los incluya en los comentarios del post).
El estudio de impacto ambiental ha sido calificado por el Tribunal Superior como insuficiente: según se explica en una noticia de El Periódico de Aragón (léela aquí), el embalse afecta a la ZEPA Desfiladeros del Jalón, al IBA (inventario de áreas ornitológicas) Hoces del Jalón y a los LIC (lugar de interés comunitario) Sierra de Vicort, Cueva del Muerto y Sierras de Algairén, en cuyas flora y fauna iba a causar impactos negativos y perjudiciales cuyas acciones correctoras quedaban en un futuro incierto. Visto esto, ¿a dónde quería llegar la CHE continuando con las obras? ¿Habrá forma de arreglar el desaguisado? Y, sobre todo, una pregunta que hago repetidamente y siempre queda sin respuesta: ¿cuándo va a pagar la CHE por sus responsabilidades?

Tercer botón: la sombra del embalse en Biscarrués
Y para terminar el post, voy a hablar de otro embalse que todavía no ha comenzado a construirse y que espero sinceramente que no se construya nunca: Biscarrués. La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) aporta toda la información que queráis saber sobre este proyecto en su blog (léela aquí).
Yo no voy a ir a los datos, voy a ir a lo que he vivido y a lo que he visto en uno de los pueblos que, de hacerse el maldito pantano, está condenado a perder la vitalidad que ahora lo desborda y volver a ser un almacén de jubilados que, a su muerte, lo dejarán vacío: Murillo de Gállego.
Yo conocí Murillo de Gállego, hace ahora más de tres décadas, como un pueblo en el que la mayor parte de los jóvenes se marchaban o ya no estaban, porque no se podía vivir del campo y la ganadería. Pero al cabo de los años, unos cuantos "pirados" comenzaron a poner de moda los deportes de aventura y descubrieron que el río Gállego desde que sale del embalse de la Peña es ideal para hacer rafting, hidrospeed y un montón de cosas que se llaman en inglés y con las tienes un subidón de adrenalina tremendo, te chipias hasta los huesos y luego tienes agujetas en músculos que ni sabías que existían... pero son muuuuy divertidas. Y alrededor de ese río vivo, vivísimo, ha nacido una próspera actividad económica que ha permitido a Murillo de Gállego aumentar su población y convertirse en un pueblo lleno de jóvenes y niños. En Murillo se han montado también un circuito de arborismo y otras actividades complementarias a la primitiva aventura acuática... Hasta una bodega (Reino de los Mallos) se ha establecido en la localidad. Todo esto terminará si el embalse de Biscarrués se pone en marcha, todo (bueno, hasta la bodega no creo que llegue el agua, aunque no sé cuántas cepas acabarán en remojo...).

¿Qué más puedo decir? Que estoy en contra de esa locura de cemento que son las grandes presas, que hay otras formas de aprovechar el agua y que cuando se argumenta que los embalses se hacen para generar riqueza no se puede perder de vista nunca la ruina que causan donde se construyen. Que todos somos igual de personas, los del llano que necesitan regar y los de la montaña que necesitan su tierra, y que seguro que hay una forma de que todos podamos VIVIR y dejemos hacerlo a nuestros ríos.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

lunes, 11 de marzo de 2013

Posets-Maladeta puede ser el segundo Parque Nacional de Aragón... y algunas cosas más

En septiembre de 2011, camino del ibón de Leners desde las granjas de Viadós. Impresionante valle excavado por el río dentro del Parque Natural Posets-Maladeta. Soy yo, pero la imagen la tomó mi gran amigo fotógrafo José Ricardo Gracia (Esparbel.es)
A finales de febrero saltaba la noticia: el Parque Natural de Posets Maladeta, la mayor concentración de tresmiles del Pirineo, podría subir un escalón y pasar a ser el segundo Parque Nacional de Aragón, después del de Ordesa y Monte Perdido. Juntos se convertirían, si no estoy equivocado, en el área natural protegida con esta figura más grande de España y asegurarían que el Pirineo oriental aragonés estaría a salvo de cualquier intento de especulación urbanística o explotación descontrolada.
Lo mejor del caso es que no se está buscando la imposición, al contrario. Lo primero que se va a hacer, desde ahora y hasta el 18 de abril es conocer las opiniones de los alcaldes de los municipios que se verían afectados por el cambio en la figura de protección, como representantes de la población local. No se trata de una tontería, ya que las actividades ganaderas, agrícolas y turísticas, que es de lo que se vive en en la montaña, se ven sujetas a una regulación restrictiva que vela por la protección del medio natural y favorece el desarrollo de las actividades tradicionales, quizás no tan productivas económicamente a corto plazo como el turismo descontrolado (aunque, desde luego, aseguren el futuro a medio y largo plazo sin destripar a la gallina de los huevos de oro).
Me gusta leer en el comunicado de prensa que envió la Diputación General de Aragón a los medios, que "los alcaldes de los municipios, al considerar ésta una decisión de todo el pueblo, quieren estar apoyados por sus habitantes y cada uno de los ayuntamientos lo hará [consultar con los paisanos] a través de diferentes procesos pero se han comprometido que se pronunciarán, como fecha límite, el 18 de abril”. Está claro que un paso tan importante, con todo lo que implica, o cuenta con el apoyo de la población local o está llamado al fracaso de forma irremisible.
El Parque Natural Posets-Maladeta se extiende por los términos municipales de Benasque, Chistau, Montanuy, Sahún y San Juan de Plan y tiene una extensión de más de 33.000 hectáreas, con un conjunto de 13 glaciares, 95 ibones (para los que no seáis aragoneses: lagos de origen glaciar) y cascadas.
No han sido estas las únicas noticias sobre proyectos de nuevas áreas protegidas en Aragón últimamente... El programa de Aragón Televisión "Tempero" hablaba el pasado 23 de febrero del proyecto de la Reserva de la Biosfera Sierra de la Carrodilla y Valles del Cinca, Ésera y Noguera Ribagorzana. También se está informando a los pobladores de la zona acerca de cómo les va a afectar esta figura de protección, buscando el apoyo mayoritario. El blog Reserva de la Biosfera Sierra de la Carrodilla y Valles del Cinca, Ésera y Noguera Ribagorzana publicaba el 4 de marzo una recorte del Diario del Alto Aragón en el que se decía que este mismo mes ya habrá un borrador del proyecto y que el proceso hasta conseguir la declaración se prolongará uno o dos años. Seguro que merece la pena esperar...

El congosto de Olvena, un lugar precioso dentro de lo que ojalá sea pronto la Reserva de la Biosfera de la Carrodilla y Valles del Cinca, Ésera y Noguera Ribargorzana. (Foto: Deandar.com)

Para terminar este post, queda nombrar un área natural que lamentablemente se queda, de momento, sin protección: el Paisaje Natural de Santa Orosia y el Sobrepuerto. Ya os hablé de esta zona situada entre Sabiñánigo, Broto y Fiscal en mi último post (La última alma de Susín) y si queréis saber cómo se vivía allí hasta que quedó vacía os recomiendo que leáis Memorias de un montañés, de José Satué Buisán, nacido en Escartín, uno de los pueblos de donde la gente marchó.
Parece que la paralización del proyecto para crear este Paisaje Natural Protegido está envuelta en una polémica que casi no ha tenido repercusión mediática... ¡menos mal que los amigos de Pirineo Digital nos lo van contando todo! (clic aquí). El decreto de declaración del que sería el cuarto mayor espacio natural de Aragón no ha sido publicado en el Boletín Oficial y eso ha significado la paralización del proyecto después de cinco años de tramitación. La decisión ha generado una gran indignación en el territorio, ya que es una propuesta que nació de los mismos vecinos, según se afirma desde la Asociación Cultural O Zoque: “Desde el primer momento se obtuvo el apoyo de los cinco ayuntamientos y las dos comarcas implicadas” (Biescas, Broto, Fiscal, Sabiñánigo y Yebra de Basa; Alto Gállego y Sobrarbe). Desde la Asociación se acusa de mentir al Gobierno de Aragón, que afirmó primero que había oposición en el mismo territorio y que después se ha escudado en la falta de presupuesto... Vamos a ver, ¿había oposición, faltaban dineros o qué puñetas pasa ahí...? La DGA se contradice, porque en la noticia publicada por su propio servicio de prensa el 25 de junio de 2011 (léela aquí) dice claramente que "el nuevo borrador respeta la voluntad manifestada por los propietarios particulares de los terrenos". Osea, que de oposición al proyecto nada, al menos que la mentira la echaran entonces... Como decía el pobre Hamlet, algo huele a podrido en Dinamarca. ¡A ver si quieren poner otra estación de esquí, que ya me creo cualquier cosa!

Iglesia de Ainielle, el pueblo de Sobrepuerto donde se desarrolla la acción de La lluvia amarilla, el fantástico libro de Julio Llamazares. Leedlo, no os arrepentiréis. (Foto: http://www.flickr.com/photos/anvica/)
Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

lunes, 4 de marzo de 2013

La última alma de Susín

Angelines Villacampa de casa Mallau de Susín. (Foto: Pirineo Digital - M. Lorenzo)
Hace pocas semanas, un pueblo del Pirineo aragonés (otro más) perdió a su último habitante. Como el Ainielle de La lluvia amarilla, el Escartín de Memorias de un montañés o ese pueblo sin nombre de Hay una cruz en el saso, la tristísima y bellísima canción de Más Birras.
Angelines Villacampa de Casa Mallau murió el 7 de febrero de 2013. Era la última habitante permanente de Susín, una pedanía de Biescas cercana al barranco de Oliván y que se encuentra en el camino del Sobremonte desde el valle del río Gállego. Susín era gracias a Angelines el último núcleo habitado antes de esa extensa zona situada entre Biescas, Sabiñánigo, Broto y Fiscal en la que hay varios pueblos vacíos desde los años 70 del pasado siglo.
Personajes como este pasan desapercibidos la mayor parte de las veces. En algunas ocasiones es precisamente su desaparición lo que hace que su legado se extienda y perdure. Yo ignoraba de su existencia hasta que leí la triste noticia de su muerte y creo que nos ha dejado una mujer realmente extraordinaria. Su vida transcurrió entre Francia y su pueblo natal: tal y como cuenta la noticia de Pirineo Digital, "bajó" en 1966 con su familia a Sabiñánigo (como tantos otros serrableses), donde abrieron el primer hotel de la ciudad. Posteriormente marchó a Pau a estudiar, se hizo profesora de francés y en los 80 decidió regresar a Susín, reabrir su casa y luchar por devolver la vida a su pueblo. Y lo ha logrado durante tres décadas en las que ha organizado campos de trabajo y actividades diversas. De verdad que su historia es de esas pocas que merece la pena contar, como ella contaba las que aprendió de sus abuelos a quienes la quisieran escuchar, sentados en la misma cadiera en la que los habitantes de casa Mallau se habían calentado al fuego desde siempre... Un fuego que puede que no vuelva a encenderse. El Ayuntamiento de Biescas quiere que el legado de Angelines perdure, seguir con la labor que ella ha llevado a cabo durante todos estos años, pero ya se sabe que la Administración ahora no tiene un euro y que las cosas de palacio van despacio, como dice el refrán. Ojalá esta vez sí que haya recursos y voluntad real y Susín no vuelva a quedar olvidado y vacío como tantos otros pueblos del Pirineo, de Aragón, de tantos lugares de España...
¿Sabéis lo que más me entristece de todo esto? Pues que por mucho esfuerzos que se inviertan en continuar con la labor de Angelines Villacampa, Susín ya no será un pueblo habitado. Cierto es que tampoco será un despoblado, pero pasará a engrosar la lista de localidades que aunque están salvadas de la ruina se han convertido en pequeños centros de vacaciones: Morillo de Tou, Ligüerre de Cinca, Búbal, Isín... Es cierto, es mucho mejor un pueblo rehabilitado y convertido en alojamiento rural que unas cuantas casas espaldadas, pero la vida que tiene un lugar así se me antoja un poco rollo Frankenstein: es una vida "de mentira", le falta el alma, le faltan unos habitantes permanentes que se sientan de allí. Y ojalá sigan recuperándose pueblos de esta forma, a falta de otra, pero me quedo con Lanuza y el regreso de sus habitantes cuando las aguas del embalse no lo sumergieron, con Villanovilla en la Garcipollera y la aventura que iniciaron los fundadores de su albergue hace dos décadas, o la apuesta de los herederos del valle de Jánovas, que siguen peleando por volver a las casas de donde sacó a sus padres la Guardia Civil para hacer un pantano del que nunca más se supo...
Y desde aquí mi más profundo sentimiento de dolor por Angelines Villacampa de casa Mallau, a la que tuve la desgracia de no conocer en vida, y por su pueblo, Susín.


Aquí tenéis unos enlaces con más información sobre Susín, Angelines Villacampa y otros pueblos abandonados:
Si os ha gustado este post, os invito a que lo comentéis y aportéis más información. Y si os gusta mi blog podéis seguirlo por RSS y correo electrónico, o a través de mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).