viernes, 26 de febrero de 2016

Avances en la lucha contra el caracol manzana en el delta del Ebro

Ejemplar de caracol manzana. (Foto: prensa Gobierno de Aragón)

Esta semana he leído dos noticias sobre especies invasoras que me han parecido especialmente interesantes: una sobre la lucha contra el caracol manzana en el delta del Ebro y otra sobre el coste que tienen las especies invasoras para las economías europeas.
Voy a empezar por la segunda, Especiesinvasoras, un agujero millonario en las arcas de Europa. En esta noticia de La Razón se da un dato que pone los pelos de punta: las especies invasoras le cuestan a la Unión Europea la friolera de 12.500 euros al año. ¡Eso es mucha pasta que tenemos que poner entre todos!
¿Y cómo han llegado las especies invasoras a invadirnos? Una mezcla de negligencias, transportes accidentales, migraciones más o menos naturales como consecuencia del cambio climático… El caso es que sonmuchas las especies invasoras que se han instalado ya en nuestros ecosistemas, algunas tan conocidas como el cangrejo americano, la tortuga de Florida, las cotorras o el mejillón cebra.
Una de esas especies invasoras, que está causando estragos en el delta del Ebro, es el caracol manzana del género Pomacea. El principio de este desastre ecológico, que está poniendo en serio peligro el cultivo de arroz y el ecosistema completo de la desembocadura del río, fue la liberación accidental de ejemplares desde las instalaciones de una empresaimportadora de animales exóticos que fue denunciada por la Generalitat. Desde que se produjo el accidente parece que sobre 2009, que es cuando se comenzaron a detectar ejemplares en el delta, la especie ha campado a sus anchas y no ha podido ser controlada pese a todos los esfuerzos. Lo más preocupante es que existe un riesgo importante de diseminación de este molusco a otros lugares, por ejemplo mediante la maquinaria agrícola que se utiliza para cultivar o cosechar el arroz, por lo que otrascomunidades autónomas como Aragón tienen puestos en marcha programas de control para intentar protegerse.

Avances en la lucha contra el caracol manzana en el delta del Ebro

Tras siete años de intentarlo todo, desde el control mediante especies depredadoras hasta los helícidas o la destrucción manual de los Pomacea, parece que puede haber un giro positivo en la lucha contra el caracol manzana: la otra noticia de la que os quería hablar es que los investigadores del IRTA (Institut de Recerca y Tecnologia Agroalimentàries) hanprobado dos nuevos helícidas capaces de eliminar a estos moluscos.
Uno de ellos es un abono nitrogenado que se utiliza en Japón para controlar las poblaciones de caracol manzana en los arrozales: se trata de la cianamida cálcica. Este abono libera ácido cianamídico, que mata a los caracoles. Es muy eficaz, mata al 100 % de los Pomacea, pero lo malo es que no es nada específico: mata al caracol manzana, otros caracoles, babosas… En fin, que a lo mejor nos pasamos de frenada con el invento, sería recomendable utilizarlo con mucha prudencia.
Tiene bastante mejor pinta el otro helícida: Neu 1184M. Este producto es un atrayente para el caracol manzana y funciona como cebo. Sólo consigue un 63 % con mortalidad pero es más específico que la cianamida cálcica. Lo fabrica una empresa alemana y todavía no tiene registro en España, a ver si lo consigue pronto.
Puesta de caracol manzana. (Foto: prensa Gobierno de Aragón)


Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

martes, 16 de febrero de 2016

La vertiente sur del Pirineo ha perdido tres cuartas partes de su superficie glaciar

Vista aérea del glaciar de La Maladeta. (Foto: Confederación Hidrográfica del Ebro)

160 hectáreas es lo que queda de superficie glaciar en la vertiente sur del Pirineo; eso significa que en las últimas tres décadas y media esos glaciares han perdido un 75 por ciento de su extensión. ¿Cómo se te queda el cuerpo?
Años de menos precipitaciones en forma de nieve, menos frío en invierno y más calor en verano han reducido a los glaciares de Balaitús o Moros, Infierno, Vignemale o Comachibosa, Monte Perdido o Tres Serols, La Munia, Posets o Llardana, Perdiguero-Cabrioules y Maladeta-Aneto a su mínima expresión. Los últimos dos años han sido especialmente cálidos y la situación se ha acentuado. Mucho me temo que en unos pocos años, con la previsiones que está manejando la comunidad científica mundial acerca de subida de temperaturas y cambio climático, los habremos perdido completamente. No son cosas mías, lamentablemente: los datos climáticos y geográficos aportados al Gobierno de Aragón, la Confederación Hidrográfica del Ebro, Instituto Pirenaico de Ecología y las universidades de Zaragoza, Jaén y País Vasco, entre otros, en el marco de la última reunión del Patronato del Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos, este mes de febrero, no dejan lugar a duda de la desaparición paulatina del hielo glacial en el Pirineo.
2015, 2014 y 2011 han sido los tres años más cálidos de la serie histórica de referencia desde que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) tiene registros. En 2014 la estación Aneto 3050 registró temperaturas superiores a la media durante once meses. Estremecedor...

El glaciar de La Maladeta, en la UCI

El programa de Evaluación de los Recursos Hídricos procedentes de la Innivación (ERHIN ) que desarrolla el Ministerio de Agricultura a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro ha llevado a cabo un seguimiento detallado del glaciar de La Maladeta y de la evolución de las reservas de nieve en los Pirineos en general y en sus glaciares en particular.
ERHIN ha monitorizado el glaciar de La Maladeta desde los años 90 y, según los datos recogidos durante estas décadas, el glaciar ha perdido un 53 por ciento de su superficie desde 1991. Lo más preocupante es que el proceso de deshielo se ha acelerado durante los últimos cinco años, periodo en el que se han acumulado el 15 por ciento de las pérdidas de hielo. También el espesor del glaciar se ha reducido drásticamente: en el periodo 2014-2015 ha perdido 2 metros de grosor.

Otros glaciares ya solo son un recuerdo

Debido al calentamiento natural de la Tierra, ya se había perdido la mitad de la superficie de los glaciares de la vertiente sur del Pirineo entre la Pequeña Edad del Hielo de mediados del siglo XIX y el año 1980. Pero desde ese momento hasta la actualidad el proceso se ha desmadrado por completo, perdiéndose un 75 por ciento de la superficie glaciar.
En comparación con los Alpes, más elevados y más al norte, los Pirineos son mucho más sensibles al calentamiento global: en la cordillera del centro de Europa la pérdida ha sido "solo" del 40 por ciento. Los Pirineos están en una situación muy grave, porque el cambio climático va a influir de forma dramática sobre todos sus ecosistemas. De hecho, está afectando ya a la cubierta vegetal y a numerosas especies que dependen del clima frío invernal para desarrollar su ciclo vital, como es el caso de la perdiz nival, cuyos hábitos alimenticios están gravemente amenazados por la subida general de las temperaturas, o los osos, que no están hibernado este año (son osos de la Cordillera Cantábrica, pero seguro que en el Pirineo está pasando lo mismo).
La disminución de ls superficie helada es alarmante: en el glaciar de La Paúl en Posets ha desaparecido en estos últimos 35 años el 75 por ciento del hielo, en el de Aneto la pérdida ha sido del 54 por ciento y en el Monte Perdido un 24 por ciento, pero con una muy notable reducción en volumen y espesor.
En las últimas décadas han desaparecido glaciares que estaban catalogados o cartografiados hasta las décadas de 1970-80, los más importantes los glaciares y heleros de las vertientes meridionales de Balaitús, Vignemale y Perdiguero-Cabrioules, Cregüeña, Llosás o Coronas.
En el año 1990, los glaciares pirenaicos fueron protegidos como “Monumento Natural” por parte del Gobierno de Aragón, pero de poco ha servido lamentablemente. En la actualidad ya sólo nos quedan 8 heleros y 10 glaciares que alcanzan una extensión total de 160,4 hectáreas.

Glaciar del Aneto desde el Forau de Aigualluts, en octubre de 2015.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).

miércoles, 3 de febrero de 2016

Aragón apuesta por el turismo sostenible

Subida desde Viadós hacia el collado de Eriste, entre el Sobrarbe y Ribagorza.
"Aragón apuesta por el turismo sostenible"... El próximo 23 de mayo hará seis años que empecé a escribir este blog y todavía no había podido usar este titular. ¡POR FIN!
Después de muchos años de que en Aragón parecía que sólo existían la nieve y la caza como atractivos turísticos, después de muchos años de que gentes muy válidas (como Elena Allué, por ejemplo) clamasen en el desierto en favor de otros tipos de turismo, como el medioambiental o el cultural, por fin un Gobierno de Aragón apuesta de forma valiente y decidida por el turismo sostenible.
Con un sector de la nieve en claras dificultades, que se irán incrementado con la subida de la temperatura media de la tierra (el cambio climático, lamentablemente, ya no es discutible...), y con una clara salida del foco del Gobierno autonómico de la caza como atractivo turístico (menos mal, matar por diversión debería estar prohibido no sólo si las víctimas son personas...) o ponemos la cabeza y el sentido común a trabajar o cuando queramos darnos cuenta ya no serán 1 de cada 4 pueblos aragoneses los que tengan menos de 100 habitantes, tendremos todo Aragón vacío.

El monasterio de Santa María de Obarra, en la Ribagorza, es un lugar impresionante del que ya os he hablado en este blog. ¡Visitadlo!


Fitur 2016 ha sido la puesta en escena de la nueva estrategia turística del Gobierno de Aragón

En la recientemente celebrada feria Fitur 2016, Aragón ha mostrado una cara bastante distinta a la que nos estaban haciendo tragar desde hace años, dejando las estaciones de esquí en un segundo plano (nunca estaré bastante agradecido al actual Gobierno por paralizar sine die el proyecto de destrucción de la Canal Roya uniendo por allí las estaciones de esquí de Astún y Formigal) y mostrando el potencial de nuestra tierra para atraer el turismo sostenible, de cine y de experiencias.
Los protagonistas del stand de Aragón en Fitur han sido los senderos, los deportes acuáticos y de aventura y nuestra comunidad autónoma como plató de cine. No se ha olvidado la nieve, claro, es un potencial turístico que está ahí y que ha dado y ojalá dé de comer a muchos aragoneses durante muchos años, y también se han mostrado otros tipos de turismo que ya se habían comenzado a potenciar en los últimos años, como el ornitológico y el gastronómico.

La potencia económica del senderismo

¿Es mejor matar ciervos o llevar a la gente a verlos? Yo lo tenía muy claro desde hace muuuucho tiempo y supongo que vosotros que me leéis también. Pero para algunos cabezas cuadradas parece que el único argumento que les puede convencer son las perricas, contantes y sonantes. Pues bien: el senderismo genera en aragón 158 millones de euros al año entre los gastos directos de los senderistas y la actividad económica que genera, según un estudio de la Federación Aragonesa de Montañismo que encargó el Gobierno de Aragón y se presentó el mes pasado.
Se estima que un millón y medio de senderistas hacen uso cada año de las 262 rutas señalizadas que hay en todo el territorio aragonés, generando un gasto medio de casi 60 euros por persona y visita y un valor añadido bruto anual que se cifra en esos 158 millones de euros. La inversión para mantenimiento de esos senderos ha sido de un millón trecientos mil euros... ¡Además de respetuosa con el medio ambiente, la actividad senderista es ENORMEMENTE RENTABLE! Según el estudio al que acabo de hacer referencia, con 12.297 senderistas ya se compensa la inversión anual. Para terminar de redondear los datos, desde 2013 se estima que el senderismo ha generado 3.300 puestos de trabajo en Aragón.

Rincones como las excavaciones de Bílbilis, junto a Calatayud, ofrecen un atractivo turístico indiscutible que todavía está prácticamente por explotar.

No podemos olvidarnos del turismo cultural

Desde el Pilar de Zaragoza hasta la más recóndita ermita en ruinas del Pirineo o de las montañas del sur de Teruel, Aragón cuenta con una riqueza cultural envidiable. 11 de los 44 pueblos más bonitos de España están en Aragón y nuestra geografía está salpicada por miles de maravillas que han ido dejando a lo largo de los siglos todos los que han vivido o pasado por esta tierra desde las civilizaciones prerromanas.
En otro congreso algo menos conocido que Fitur, ICCTOUR, celebrado en noviembre de 2015 en Jaca, quedó patente la importancia de las rutas culturales dentro de la oferta turística aragonesa, porque ayudan a vertebrar el territorio y a dinamizar la economía en muchos lugares sin más opciones de desarrollo, ponen en valor nuestro inmenso patrimonio (que, de otra forma, suele acabar perdido y olvidado) y generan empleo directo e indirecto.

La Peña Montañesa y el castillo de Aínsa, en Sobrarbe, la perfecta combinación de montaña, naturaleza, etnografía, turismo cultural, turismo gastronómico... ¡Y hay cientos de lugares así en Aragón!


Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).